Verde Smart colabora con BOCOPA para lograr una viticultura sostenible compatible con mantener la rentabilidad y respetar el medio ambiente

abril 21, 2021
Descanse en paz
marzo 23, 2020
Verde Smart y sus partners comienzan a trabajar con el G’S ESPAÑA para ayudar a la empresa a mejorar su binomio rentabilidad-sostenibilidad
abril 21, 2021

Hemos comenzado a trabajar con Bodegas BOCOPA desde principios del 2021, junto con nuestro distribuidor en la zona DPE GRUP, para ayudarles a implantar nuevas tecnologías en sus procesos

BOCOPA aúna el saber hacer de seis cooperativas unidas en un proyecto común centrado en la innovación y en dar satisfacción a cada cliente que prueba sus vinos.
Es una cooperativa de segundo grado, que integra a las cooperativas de base de Ibi, Petrer, Castalla, Sax, La Romana, La Canyada y Sax, que a su vez recogen las uvas producidas en 23 municipios alicantinos. Es la bodega más social de las que se encuentran en la D.O. Vinos de Alicante y forman parte de ella cientos de viticultores que apuestan por unir esfuerzos y compartir éxitos. Hoy día Bodegas BOCOPA cuenta con una superficie de viñedo de 2.000 ha., en las que predomina la uva característica de la región, la Monastrell, así como la moscatel entre las blancas. Además, están presentes otras variedades, pero la apuesta por estas uvas aporta un elemento diferencial inequívocamente mediterráneo.
Durante el proyecto se va a realizar una consultoría para implantar a la carta soluciones que mejoren la rentabilidad de los socios, de la cooperativa y del medio ambiente.

Ideas fundamentales de lo que se va a aplicar:

  • La mejora de la calidad no se puede contemplar sin relacionarla con su posible impacto en la producción y en la gestión medio ambientalel objetivo es aumentar la rentabilidad de la empresa aprendiendo a controlar ambos factores mejorando el impacto ambiental.
  • Para esto se necesita poder medir con nuevos indicadores la dinámica del vigor, estrés, enfermedades, calidad en varios puntos y en toda la finca.
  • Solo se puede conseguir si se registran las experiencias y se crea una FICHA DE AÑADA, se comparten entre los técnicos agricultores y enólogos y se promueve una nueva toma de decisiones con datos basados en haber verificado que se ha producido una experiencia positiva o negativa que relacione con la calidad y la producción.

Para ello vamos a aplicar nuestra metodología Smart junto con nuestros partners (Geodim) utilizando las diferentes tecnologías disponibles (sensores, toma de datos en campo, KIT BASICO de Nutrición, Gis, teledetección, previsiones inteligentes) para resolver los problemas importantes de enología, sostenibilidad y rentabilidad en una solución que debe impactar en toda la superficie de la bodega. Para ello se va a facilitar a los técnicos a disponer de diagnósticos objetivos DIARIOS en los puntos de monitorización de cada variedad importante (7 puntos) y semanales en todas las parcelas de la cooperativa. La mejora del diagnóstico diario se consigue mediante el uso combinado de sensores de planta, clima y suelo (con nuestros sensores de planta Plantsens y de nitrato y potasio Nutrisens) en puntos de caracterización seleccionados y la prevención se implantaría con previsiones meteorológicas inteligentes que aprenden con el microclima del propio punto (3 microclimas). Para poder trabajar a gran escala y facilitar un diagnóstico SEMANAL de los desarrollos vegetativos y de estrés de cada parcela se va personalizar la gestión espacial mediante el seguimiento semanal por teledetección con nuestro partner Geodim y sus IAD personalizados combinados con nuestro KIT BASICO de nutrición (extractor de savia, analizadores de nitrato y potasio y app para seguimiento área foliar) que va a permitir a la cooperativa tener datos preventivos en momentos críticos de tendencias de vigor y estrés de cada parcela.

OBJETIVOS PRIORITARIOS DE LA BODEGA A CONSEGUIR EN EL PROYECTO:

  • Problemas técnicos que se pueden resolver mejorando la gestión del riego-fertilización-tratamientos:
    • Resolver problema de alto PH en tinto en regadío: aumentar el frescor y calidad (combinando la gestión del riego y la extrapolación de tendencias a gran escala).
    • Resolver el control de la madurez de taninos en tinto regadío compatible con el tipo de vino y carga de la parcela mediante la gestión del riego y el control del estrés en todas las explotaciones. 
    • Mejorar la frutosidad y acidez en los blancos combinando una mejor gestión de la nutrición y de estrés.
    • Disminuir los aportes de ácidos en fermentación al mejorar el PH de la uva.
    • Reducir los problemas de fermentación por falta de nitrato.
    • Mejorar gestión preventiva en secano del efecto de los golpes de calor.
    • Reducir los problemas de enfermedades y su impacto en calidad.
  • Aumentar el precio medio del kg de uva vendida compatibilizando calidad/producción y reduciendo los problemas de partidas con falta de calidad.
  • Reducir costes de cultivo en gestión de agua y fertilizantes.
  • Conseguir que la bodega sea la primera del mundo en conseguir la huella de nitrato.
  • Disponer del know-how de cómo se puede conseguir cada tipo de vino mediante FICHAS DE AÑADA, conocimiento que debe pertenecer a la empresa y no a los técnicos.
  • Asegurar calidad estable de los vinos gracias a un mayor control de la producción.
  • Promover buenas prácticas entre los agricultores utilizando los registros de éxito y el nuevo lenguaje de comunicación vinculado a pagar por calidad.
  • Potenciar el trabajo en equipo entre viticultura-bodega-marketing.

Solo puedo mejorar y asegurar REPETIR EXPERIENCIAS con un método que permita crear referencias propias de equilibrio y estrés y facilite monitorizar de forma sencilla cada uno de los días y detectar rápidamente tendencias que no sean las esperables.

El proyecto tiene un fuerte componente de FORMACIÓN del departamento técnico de viticultura, que ha creado un puesto de experto en agricultura de precisión, para fomentar la implantación y la trazabilidad de la producción de la uva, para potenciar el trabajo en equipo con el departamento de enología, para así registrar las BUENAS PRÁCTICAS de la bodega, vinculadas a casos de ÉXITO y fracaso desde la perspectiva del agricultor, bodega y medio ambiente para fomentar nuevos lenguajes que potencien la comunicación entre la bodega y los agricultores, los técnicos de campo y los enólogos.